Por fin sale un Kickstarter de Bill Tiller

Bill Tiller lleva los últimos diez años empeñado en inundar el mercado de aventuras gráficas tradicionales con mayor o menor acierto. Tratando el tema vampírico con A Vampyre Story y el de los piratas caribeños, que tan bien conoce, con Ghost Pirates of Vooju Island, ha necesitado una campaña de Kickstarter para insuflar vida a un pequeño juego piratesco que, sin embargo, te atacará la parte correcta de la nostalgia con grandes dosis de inspiración prestada de Monkey Island.

, , , , , ,

Duke Grabowski, Mighty Swashbuckler, una aventura gráfica de piratas, logró ayer (por los pelos) su objetivo de financiación en Kickstarter —40.000 dólares—. Con la colaboración más o menos implicada de muchos de sus excompañeros de LucasArts, Bill Tiller ha conseguido su meta de seguir lanzando aventuras con fondos en dos dimensiones (más le vale, porque es lo que sabe dibujar).

Bill Tiller sigue atacando vilmente por el punto flaco de la nostalgia.

Si esta pantalla de Duke Grabowski, Mighty Swashbuckler no te recuerda a Monkey Island, Bill Tiller está haciendo algo terriblemente mal.

Ahora que LucasArts ya no existe es de suponer que los antiguos empleados se han repartido por todos los demás estudios del mundo. Los que se fueron antes han estado haciendo otras cosas, como Bill Tiller, que fundó la pequeña empresa Autumn Moon Entertainment a través de la cual lanzó dos videojuegos: A Vampyre Story y Ghost Pirates of Vooju Island, un descaradísimo guiño a Monkey Island, permitido por ser uno de los artistas principales en la tercera parte de la saga, The Curse of Monkey Island.

Bill Tiller tiene una fuerza de voluntad capaz de mover montañas

Sin embargo, tras lanzar su homenaje particular a la saga que le consagró, problemas de corte monetario con el editor de Autumn Moon, Crimson Cow, hicieron que Bill Tiller pusiese el estudio en barbecho y se convirtiese en autónomo. Después de experimentar con el desarrollo de juegos para móviles y descubrir que es uno de los mercados más complicados en toda la industria del videojuego, Bill Tiller decidió tirar de nombre y contactos, reactivó Autumn Moon y creó una campaña de Kickstarter para continuar la saga de la vampiresa en A Vampyre Story: Year One.

Las malas lenguas dicen que la campaña era un cebo para que Crimson Cow decidiera poner la pasta para A Vampyre Story 2: A Bat’s Tale, la verdadera segunda parte de la saga vampírica. Sí, sí, el tema es complicado.

Aunque la campaña fue un fracaso y no alcanzó el objetivo de financiación, el juego (Year One) sigue lentamente en desarrollo, pensado desde un principio de manera episódica (ejem, ejem Broken Age y Broken Sword 5) algún día aparecerá su primera parte. Sin embargo, atacando por nuestro punto débil de los piratas caribeños por fin ha conseguido reunir el dinero suficiente para un juego pequeñito, muy pequeñito —entre 2 y 4 horas— que desarrollará y lanzará Venture Moon Industries ¿? (estos creativos…) a finales del año que viene si todo sale bien.

Déjame que me ponga cínico un momento: ¿será la campaña de Duke Grabowski, Mighty Swashbuckler un cebo para terminar A Vampyre Story: Year One y con el dinero de ambos lanzar A Vampyre Story 2: A Bat’s Tale? No lo sé, pero si cualquiera de ellos es tan decente como el primer juego de Autumn Moon, que cuenten conmigo para este timo piramidal o lo que sea.