21/02/2024
Valve cambia de política, y a partir de ahora permitirá que los usuarios de YouTube ganen dinero por la reproducción de vídeos con imágenes de sus juegos.

La semana pasada se produjo un borrado masivo de vídeos de YouTube que contenían imágenes de juegos de Valve. La razón según Google (que es la propietaria de YouTube) es que dichos vídeos infringían el copyright de Valve. Pues bien, ante el descontento que esta decisión provocó en una parte sensible del público de juegos de Valve como DOTA 2, la compañía de Gabe Newell ha cambiado las condiciones de uso, y a partir de ahora permite monetizar los vídeos de sus juegos.

Valve permite monetizar los vídeos de sus juegos
Valve se desmarca de YouTube, permitiendo que los usuarios del portal de Google moneticen vídeos de sus juegos. No obstante, Google es soberana de borrar lo que quiera, como siempre.

Valve se desmarca de YouTube

Por tanto, si eres aficionado a DOTA 2, Team Fortress 2 o a cualquier otro juego de Valve, puedes hacer los vídeos que quieras, tales como tutoriales, o montajes de los mejores momentos de tus partidas para compartirlos con el mundo entero. Y además se te permite que ganes dinero con eso mediante los programas de monetización que suelen tener los portales como YouTube. Así queda expresamente dicho en la nueva política de vídeos de Valve.

Lo que queda prohibido es hacer pagar a la gente por ver tus vídeos, o distribuir los contenidos de los juegos de Valve de manera separada, es decir: extraer los modelos, las texturas, las bandas sonoras, los bancos de efectos de sonido, etcétera, y ponerlos a disposición pública. Hay que destacar, no obstante, que en esta nueva política sólo están incluidos los juegos realizados por Valve, o lo que es igual: no están incluidos todos los juegos distribuidos por Valve a través de Steam.

Al parecer, los recientes borrados masivos han sido consecuencia de la nueva herramienta que está probando Google para detectar de manera automática posibles infracciones del copyright. En la línea de Valve, otras compañías como Capcom y Blizzard se han exculpado públicamente al declarar que no han sido ellas las responsables del borrado de los vídeos con imágenes de sus respectivos juegos. Esperemos que en Google recapaciten y dejen de jugar a detectives de la SGAE.