Kickstarter ha sido una ilusión continua, pero los proyectos que se complican pueden comprometer el dinero invertido.

Interesante lista sobre la salud de Kickstarter

Dado que la frecuencia de actualización de las campañas de financiación en Kickstarter suele ser mensual, se hace muy complicado estar al tanto de las metas alcanzadas por cada uno de los proyectos una vez alcanzaron la financiación deseada y se pusieron a trabajar en serio sobre el juego. Para facilitarle la vida a los usuarios que contribuyeron a una o más campañas, un usuario del foro NeoGAF se ha encargado de recopilar el último estado de los proyectos más interesantes o que más recaudaron.

, , , ,

Un afanoso usuario de NeoGAF (Stumpokapow) ha publicado una lista con las campañas de Kickstarter que más dinero recaudaron o que más impacto mediático tuvieron para estar al tanto de sus progresos (o falta de ellos). Además, marca con un código de colores cada proyecto para saber, de un vistazo, cuáles están bien de salud y por cuáles hay que empezar a preocuparse.

Kickstarter ha supuesto una grandísima revolución en la manera de hacer juegos.

Los jugadores asociamos el logotipo de Kickstarter con la ilusión por proyectos que nunca habrían sido posibles de otro modo. Pero, ¿han llegado a lanzarse todos los juegos financiados?

La lista, que puedes encontrar en Google Docs, detalla el estado de las campañas que recaudaron más de 75.000 dólares en Kickstarter, más de 25.000 dólares en IndieGoGo y algunas excepciones de campañas muy mediáticas que pedían menos de 75.000 dólares —también en Kickstarter. La hoja de cálculo, de sólo lectura, está ordenada cronológicamente y comienza en febrero del 2012, un mes antes de que arrancase la campaña más importante de la plataforma de crowdfunding: la de Broken Age.

El juego de aventuras de Tim Schafer, que ocupa el segundo lugar en la lista, dio lugar a la edad dorada de Kickstarter, en la que todo proyecto videojueguil parecía posible pero, aunque ya casi han pasado 3 años, muchos de los juegos microfinanciados durante la primera mitad de 2012 todavía no han salido, siguen en beta o les han acaecido todo tipo de desgracias presupuestarias o de planificación.

Aunque la mayoría de la gente está de acuerdo (y las estadísticas lo avalan) de que el momento álgido de Kickstarter ya pasó, de vez en cuando un proyecto con las metas y los nombres adecuados es capaz de financiarse y de que los jugadores utilicen el boca-a-oreja para conseguir que una campaña se convierta en viral. Uno de los últimos juegos en proyecto en esa extraña categoría que podemos llamar “indies triple-A” es Underworld: Ascendant, que hace nada obtuvo sus metas de financiación y ahora dedican la promoción hasta llegar al millón de dólares que era su verdadera meta. Como ya dijo hace bien poco el vilipendiado Peter Molyneux: “es mejor pedir menos de lo que necesitas para no asustar a la gente”.