23/05/2024
Dragon Age Inquisition en Twitch
EA y Bioware mostraron ayer el editor de personajes de Dragon Age Inquisition en un streaming en directo por Twitch

Todos nos tiramos unos buenos minutos, si no horas (como servidor con Los Sims 4), para crear el personaje perfecto. Es una de las gracias de los juegos que tienen un editor de personajes, que uno intenta crearse siempre a sí mismo. Eso o un bicho inhumano. El caso es que es un elemento importante de los juegos de rol donde el protagonista lo fabricamos de origen y tenemos que convivir con él toda la larga aventura. Dragon Age: Inquisition es uno de esos juegos y su editor no pinta nada mal.

Dragon Age: Inquisition

 

Bioware emitió ayer en Twitch una partida de Dragon Age: Inquisition que dejó bastante clara cómo funciona la personalización de personajes. Por ejemplo, además de elegir color de ojos, es posible determinar el color interior y exterior del iris así como la posición de las cejas y, eh, el color de las pestañas. Y hay un montón de opciones de maquillaje. Demasiadas quizá para un juego ambientado en una especie de fantasía épica medieval: delineador de ojos, colorete, pintalabios y todo lo que se puede pedir para convertir a tu héroe en un señor de la noche, en un sentido nada mágico ni épico.

Watch live video from BioWare on www.twitch.tv

También es posible excavar en la cara del personaje con diferentes cicatrices, a cada cual más horrenda y grande, así como hasta una nariz rota. Es posible añadir una doble papada por aquello de que los gordos de aquella época eran solo los hombres de bien y es posible hasta dotar y subir o bajar la nuez de Adán del personaje.

Bioware mostró a su vez algunas de las opciones de caracterización propias de cada raza, como los cuernos asimétricos de los Quinari. Si queréis ver todas las opciones, echad mejor un vistazo al vídeo, que aunque está en inglés, una cara habla sin palabras, sobre todo si tiene un kilo de purpurina en los ojos.

Dragon Age: Inquisition, os recordamos, se lanza el 18 de noviembre, así que ya sabéis.