29/05/2024
¿Manejaremos a un personaje diferente, que además podría ser la primera mujer jugable de la saga, en The Witcher 3: Wild Hunt?

The Witcher 3 Wild Hunt tiene un montón de papeletas para ser el GOTY del 2015, y eso que ni tan siquiera estamos en ese año o hemos tocado el juego, pero todo lo que va revelando CD Projekt sobre él, su amplitud, su historia, sus gráficos, sus enemigos, sus personajes… todo ello tiene una pinta fabulosa. En The Game Awards se ha anunciado, además, una nueva característica que seguramente casi nadie esperaba: que se podrá jugar con otro personaje además de con Geralt, no a la vez, sino manejando a otro guerrero que no es el brujo. ¿O deberíamos decir mejor guerrera? The Witcher 3 asombra en el E3 2014 Damien Monnier, Senior Producer en CD Projekt para The Witcher 3 Wild Hunt, confirmó en la madrugada de anoche, durante los premios The Game Awards celebrados en Las Vegas, que The Witcher 3 tendría otro personaje jugable además de Geralt de Rivia. No sabemos cómo encajará esto en la historia todavía, si habrá dos tramas o si en un momento dado, se nos permitirá elegir con qué personaje resolver una misión, pero estaremos al tanto de ver qué se confirma. Lo más interesante, en todo caso, es quién puede ser este otro personaje. De momento, en The Witcher 3, los otros dos personajes con más importancia además de su protagonista son la bruja Yennefer, antiguo romance de Geralt, o Ciri, la misteriosa guerrera que el brujo anda buscando a lo largo y ancho del Norte de Temeria. Dada la terrible representación de la mujer de la que hacen gala ambos The Witcher, sería un giro interesante y muy positivo dentro de la saga, sinceramente os lo digo. Sea como fuere, en el trailer que se mostró en The Game Awardos podéis ver también un poco más sobre La Cacería Salvaje, el gran antagonista que atraviesa el mundo del juego en forma de caballeros fantasmales. Sin duda, como decía, The Witcher 3 tiene todos los ingredientes para ser un gran juego. Y ya falta menos para descubrirlo, que el 24 de febrero está casi a la vuelta de la esquina.