22/05/2024
Techland tiene sus dos proyectos más importantes en la parrilla de salida. Dying Light ya tiene fecha.
Después de mucho tiempo cociéndose, parece que Dying Light saldrá el 27 de enero de 2015. Techland así lo ha confirmado, en una nota de prensa en la que, además, cancelaban las versiones para consolas antiguas por falta de potencia gráfica. Es de esperar que el tiempo empleado y el enfoque en las máquinas más recientes produzcan un título pulido y depurado, que los seguidores de Techland y sus juegos de zombies (o infectados) puedan disfrutar.

Techland ha anunciado que el lanzamiento de Dying Light se producirá el 27 de enero de 2015 pero que los (des)afortunados poseedores de consolas de vieja generación no podrán disfrutar de él. Sobre la fecha de Hellraid todavía no sabemos nada, después de haber repensado el concepto del juego por lo menos un par de veces.

Techland sigue trabajando duro en lanzar Dying Light en enero 2015.
Incluso en pantallazos de hace un año, se ve la potencia del motor gráfico de Techland. Chrome le sienta estupendo a Dying Light.

Desde hace más de diez años, la desarrolladora polaca es conocida fuera de sus fronteras por la calidad de todas las versiones de su motor gráfico Chrome —que se llama así por haberlo desarrollado para el juego de 2003 del mismo nombre— y un par de series de videojuegos de renombre como son Call of Juarez y Dead Island. Sin embargo, parece que están mordiendo más de lo que pueden tragar y a los retrasos ya mencionados se unen cancelaciones (Day of the Mutants) y proyectos paralizados como Chrome 2 y Warhound, anunciados a mediados de 2006 y de los que todavía no se sabe nada.

La ambición es un rasgo común a todos los estudios de desarrollo grandes de Polonia, incluyendo a nuestros amigos de CD Projekt Red, que en los tiempos lejanos del desarrollo de The Witcher, la liaron bastante con la versión para Xbox 360 de la primera entrega de las aventuras del brujo. Si no te acuerdas de la historia, se resume en que las ventas de PC no habían dado el dinero suficiente para pagar a los desarrolladores de la versión de consolas, que se iba a titular The Witcher: Rise of the White Wolf, por lo que se canceló entre amenazas de denuncias por parte del estudio afectado por los impagos, Widescreen Games.

Esperemos que Techland, igual que CD Projekt hizo hace unos años, acepte su propia realidad y reduzca un poco la cantidad de proyectos desarrollados simultáneamente. Como nos dice el mito del hombre-mes, lo que 10 desarrolladores pueden hacer en 24 meses, 100 desarrolladores no lo van a hacer en 2 meses y medio, por muy buenos que sean. Algunas de sus editoras, como Deep Silver, se han dado cuenta de la sobrecarga de trabajo y, por ejemplo, le han encargado el próximo Dead Island 2 a otro estudio, Yager. Todos nuestros ánimos para que Techland consiga terminar Hellraid y Dying Light y sean tan buenos como prometen.